LOST: THE END

Estaba claro que era imposible aclarar tantos misterios en dos horas. Que sería, en parte, decepcionante, pero ¿qué esperabais? ¿Acaso creíais que la isla os desvelaría todos sus misterios? No, queridos, la isla se guarda sus cosas, es reservada y así debe ser. Sino ya habríamos puesto un resort en ella y habría excursiones de espeleología para “ver la luz”.

Lo que se nos ha enseñado es una pequeñísima parte de la realidad. Como que al final la isla se decanta por Jack (el Pastor, joder no sé cómo no me dí cuenta antes, pero es lo que pasa cuando prefieres no contaminarte en foros, que se te escapan cosas).

No creo que haga falta explicar nada porque cada uno debe tener su verdad. Pero para mí, lo que pasó, pasó. Es decir, todo lo ocurrido en la isla es tan real como que yo me he levantado a las 06:30 de la mañana de un lunes para acudir a un funeral. Y para decir adiós.

No es la primera vez, ya nos ha pasado antes pero así debe ser. Debemos continuar nuestro camino aunque sepamos que ya no nos aguardarán más misterios, más momentos mágicos, más chistes privados que sólo millones de personas entendemos juntas. Pero esta mañana todos hemos podido llorar juntos la muerte de Jack y hemos podido presenciar esa absurda reunión de ex antiguos alumnos que que de alguna manera nos ha reunido a todos.

La luz, el alma de la isla, no es más que un McGuffin, una excusa que nos ha tenido cinco años anhelando. ¡Pero qué cinco años! Es con eso con lo que me quedo, porque los milagros sólo ocurren en la isla y todo lo que pasa fuera de ella es irreal y no puede alcanzar la redondez perfecta, quizá lo máximo a que podamos aspirar es a la octogonalidad dhármica


Pero llegó la hora, y Locke vuelve a ser Locke; Kate, como la isla, se decanta por Jack; y los guionistas por un místico happy ending que reune a Sawyer y Juliet, que nos devuelve a los koreanos y a Charlie, y a Sayid y… y así hasta no dejar a nadie morir solo. Porque es triste morir solo (y poco cristiano, que parece que por ahí van los tiros entre tanto Jacob, Aaron, etc.).

¿Y ahora qué hay que hacer? Ya nos lo ha dicho Christian. El padre de Jack, el padre de Claire, el padre de todos: to let go. Volver a nuestras vidas tan normales, en las que para tener un flash back sólo has de recordar, y eso no nos lo quita nadie (eso y el dvd para volver a disfrutar las veces que queramos).

Así que poneos a trabajar, freakis, que esta gente se querrá acostar.

Anuncios

One Response to LOST: THE END

  1. MONIDALA says:

    Hola? Por aquí también estamos muertos?? Unos comentarios para animar esto!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: