My name is Bond, James Bond

Fumador, bebedor, mujeriego y violento (aunque con clase), el Agente 007 con Licencia para Matar ha protagonizado 22 películas en su saga oficial (más alguna para TV y dos no oficiales).

No es que sea precisamente santo de mi devoción, pero la música de sus películas siempre me ha parecido espléndida, y las secuencias de sus títulos de crédito, sugerentes y muy originales.


Vamos a rendirle tributo.

Con "Dr. No" ("Agente 007 contra el Dr. No") comenzaba la saga más prolífica de la historia del cine cuando en 1962 se adaptó por primera vez una de las novelas del afamado Ian Fleming. Tras llevar a cabo un concurso para decidir al actor que se pondría en la piel del agente secreto e incluso ser rechazado el papel por muchos actores (entre ellos David Niven o Cary Grant), el papel se adjudicó finalmente a Sean Connery, para muchos el auténtico Bond.

En cuanto al tema original ("The James Bond Theme"), fue compuesto por Monty Norman (a la sazón compositor de la música de la película, en su mayoría canciones de tipo jamaicano por ser esta su localización), aunque la versión utilizada en todas las películas posteriores es de John Barry, autor de los temas instrumentales.

Por qué pasó a la historia: Por la espectacular salida del agua de Ursula Andress con su famoso bikini blanco y cantando no sé qué de un "Mango tree".

Al año siguiente y gracias al terrible éxito de la anterior, se estrenó "From Russia with Love" ("Desde Rusia con amor"), en cuyos títulos iniciales no pudimos disfrutar de la canción de Lionel Bart interpretada por Matt Monro (que quedó para los créditos finales) sino de esta versión instrumental de nuevo de John Barry.

Una de las composiciones de John Barry para esta película ("007") se utilizó como segundo leitmotiv en otras tres secuelas de Bond ("Operación Trueno", "Moonraker" y "Sólo se vive dos veces") y muchos años después se ha adaptado para la banda sonora del anime "Neon Genesis Evangelion".

Por qué pasó a la historia: Para muchos es la mejor de la saga, pero además en ella se introdujeron muchos de los famosos tópicos de la franquicia: la secuencia previa a los créditos, el personaje "Número 1", el arma-gadget de Bond, la secuencia del helicóptero (que aparece en todas las pelis excepto en "El hombre de la pistola de oro"), la escena final después del clímax (o más bien como segundo clímax porque casi siempre es en la cama, jeje), un tema vocal para la película y las palabras "James Bond will return/be back" en los créditos.

En la línea de hacer una peli al año, en 1964 se estrenó "Goldfinger" (menos mal que no les dió por traducir el título…) y el tema original (compuesto por John Barry, Leslie Bricusse y Anthony Newley) interpretado maravillosamente por "nuestra petarda" Shirley Bassey desbancó a los Beatles en las listas de popularidad.

Por qué pasó a la historia: la presencia de la controvertida chica Bond Pussy Galore (pussy, además de "gatita", es un termino coloquial para referirse a los genitales femeninos; y galore significa "en abundancia") que daba lugar a este tipo de diálogos en el film:

James Bond: Who are you?
("¿Quién eres?")
Pussy Galore: My name is Pussy Galore.
("Mi nombre es Pussy Galore.")
James Bond: I must be dreaming.
("Debo de estar soñando.")

Por ello en la sutil y elegante "Austin Powers" tenemos un personaje llamado Alotta Fagina…

Además, Bond conduce por primera vez su Aston Martin.

En 1965 le tocó el turno a "Thunderball" ("Operación Trueno") y la canción de los créditos iniciales la interpretó Tom Jones, que según los productores, se desmayó mientras cantaba la última nota de la canción. La composición prevista para la película era "Mr. Kiss Kiss Bang Bang", grabada por Dione Warwick, pero se consideró inconveniente por no contener el título de la película.

Por qué pasó a la historia: Fue filmada en el Caribe y contribuyó en gran medida a fomentar el buceo, que lo mismo valía para una pelea a muerte que para una tórrida escena con una chica Bond.

Dos años transcurrieron hasta el estreno de "You only live twice" ("Sólo se vive dos veces") y de la interpretación de Nancy Sinatra de este tema, de nuevo compuesto por John Barry y Leslie Bricusse. Esta película iba a ser la despedida de Sean Connery como Bond, aunque ya sabemos que volvió en "Diamantes para la eternidad".

Por qué pasó a la historia: Es la primera peli de Bond en la que aparecen escenas en el espacio y el malvado líder de SPECTRE muestra su rostro (y su gato).

En 1969 apareció la primera película de la saga sin Sean Connery. "On Her Majesty’s Secret Service" ("Al servicio de su majestad") fue protagonizada, con más pena que gloria, por George Lazenby. La canción de los títulos iniciales debería haber tenido letra, pero el omnipresente John Barry decidió que era demasiado complicado incluir en ella el titulito, así que se quedó instrumental y se ha convertido en una de las más famosas y apreciadas.

Por qué pasó a la historia: Además de por lo mal que cae y lo poco que gusta el Bond de Lazenby (que llevaba chorreras ¿o lo he soñado yo?), esta es la única vez en que el agente secreto se casa.

En 1971, el viudo Bond volvía a ser interpretado por Sean Connery, dicen que por la astronómica suma de 2 millones de dólares de entonces (oye, es un capitalito…) en "Diamonds are Forever" ("Diamantes para la eternidad").

De nuevo la voz de Shirley Bassey en un tema de Barry, quien confesó haberle pedido a la cantante que la interpretara imaginándose que cantaba sobre un pene.

Por qué pasó a la historia: Esta fue la última película oficial de Connery como Bond, aunque en 1983 volvería ponerse al servicio de Su Magestad en "Never Say Never Again" ("Nunca digas nunca jamás"), título que hace referencia a la respuesta del escocés a su esposa cuando le preguntó si volvería a interpretar a 007.

En la próxima entrega entraremos en la era Roger Moore…

Más dibujos que molan!

Ayer en una terracita la mar de agradable salió el tema de los dibujos y a día de hoy está claro que hay tres series más que tenéis que conocer si no queréis ser el hazmerreir en el patio de Educación Primaria.

Super Hero Squad

La serie, que se estrenó en septiembre de 2009, está basada en una línea de figuras de acción de Hasbro a la venta desde 2006. Las figuritas son réplicas a escala de personajes de Marvel al estilo super deformed (es el estilo japones de “personajes cabezones” o chibis).



En la serie podemos disfrutar de las aventuras preadolescentes de Hulk, Thor, Lobezno o Iron Man para contener los planes de dominar el mundo del Doctor Muerte. El tono de la serie es de comedia desenfadada y, aunque está enfocado al público infantil, es muy entretenida para los papis que pueden jugar a descubrir todos los personajes que aparecen.

Desde luego, muy recomendable, y una buena manera de iniciar a los más pequeños en el enorme universo Marvel.

Pocoyó

Tierna, divertida, original, moderna… y a la vez didáctica, tiene un estilo tan chulo que su merchandising es irresistible. No nos olvidemos del gran éxito del Pocoyize (el creador de avatares) entre los “sesudos” usuarios adultos de las redes sociales…



Si tenéis niños no dejéis de pasaros por http://www.mundopocoyo.com. Estarán entretenidos un buen rato si queréis disfrutar de unos momentos de relax (y Dios sabe que a veces es necesario).

Una de las mejores series de animación del panorama mundial se hace en España. Bien por los chicos de Zinkia!

Lazy Town

</p

Esta serie creada por el gimnasta Magnus Scheving (protagonista también de la serie en el papel del energético héroe Sportacus) que combina personajes humanos y marionetas y trata de fomentar la vida sana y el deporte entre los peques.

A pesar de su estilo colorista bastante conseguido, las tramas son un poco sosas y cursilonas, la verdad sea dicha, pero el gran hallazgo es el personaje Robbie Rotten, un villano al que todo le sale mal muy al estilo del coyote, que merecería su spin off.

De ésta no os recomiendo más de un capítulo seguido si no tenéis insulina cerca.

The Ultimate Petarda Collection (Bonus Tracks y II)

Y por fin llegamos a la última entrega de la colección más petarda de todos los tiempos (este vez de verdad).

I Love to Love (Tina Charles)

Esta señora es la Karina inglesa y lleva toda la vida cantando su “Baúl de los recuerdos” particular…

Aquí la pobre rememorando “su época” (como diría mi madre) en un programa de la tele alemana. Los alemanes, como veremos más adelante, son gente de mucha memoria. ¿Será por sus grandes cabezas?

Get the party started (P!nk)

La Ale no sabe qué ponerse cuando la Jessi la viene a buscar para ir de marcha (“tía date brillo, que’ quedao con el Rulas”) así que se planta un estilismo capilar Tomator Chiken y se deja las bragas por fuera (“que se vean que pa’ eso las he pagao”.)

Con esas pintas no me extraña que no las dejen entrar en el Mondino… Pero ¿se rinden? No! Se cuelan y cuando ya están dentro, la Ale se transforma, por arte de birlibirloque, en una paya arrepentida de Brooklyn con tirantes de silicona (puagh!!) y aros de cebolla chapados en goldfilled.

Una virguería estética. Me encanta!!

You make me feel (Mighty Real) (Sylvester)

Otro que se cambia más de traje que Juncal Rivero en Noche de Fiesta, Sylvester (chica, hormónate que lo del abanico me da que son desarreglos…) nos deleita con su falsete (ojo, que cuando se ponía en plan straight sacaba voz de barítono) en esta estimulante “fantasía sideral”.

Del cuerpo de baile “Boyeras Sodomizantes” no digo nada…

The Rhythm of the Night (Corona)

Como prueba de lo cíclico de las modas, aquí tenemos a esta italiana en 1994 llevando también su aros dorados, el distintivo de toda buena hortera de pro.

Anda que no habré bailado yo esta canción en el Paladium… Hasta la coreografía “Taichi de salón” me suena que la hacía (es que en esa época no se me habían desarrollado ni el pecho ni el sentido del ridículo).

I’m so Excited (The Pointer Sisters)

Anita, June y Ruth también salen de fiesta, pero estas con mucha más clase (darse baños de espuma con gafas de sol es algo que todavía no hace ni la Lomana).

Y van y la montan en el Cotton Club de Neón después de tomarse lo que parecen inofensivas copitas de champán. Uy, uy, uy, a estas les han echado una aspirina en la bebida o algo…

Brother Loui (Modern Talking)

Como decía Tito, Thomas Anders (el moreno, con más pintura que “El entierro del conde Orgaz”) y Dieter Bohlen (el rubio, que no cantaba nunca pero que movía los labios) se merecerían un post enterito sólo para ellos (aunque ya no tengo muy claro si en una recopilación petarda o más bien bizarra…)

Entre “Geronimo’s Cadillac”, “You’re my Heart, You’re my Soul”, etc., al final me he decantado por esta que me ha parecido lo suficientemente ridícula.

Si os preguntáis porqué aparecen imágenes de “Érase una vez en América” en el video, os diré que según mis pesquisas Sergio Leone no se volvió loco e incluyó esta canción en la banda sonora de su obra maestra, sino que “estos elementos” las metieron porque tenían que rellenar hueco debido a que los extras contratados para el video no se presentaron.


En Alemania, país natal de “los figuras”, son leyendas vivas que, de una forma parecida a nuestro entrañable (uf!) Bertin Osborne, siguen siendo grandes estrellas de la televisión. No me lo invento que en los dos años que pasé allí no había semana en que no salieran en la RTL.

Nothing’s gonna stop me now (Samantha Fox)

Aunque muchos de vosotros recordaréis más (y de forma calenturienta) “Touch me”, esta otra sugerencia de Tito es tan petarda que la podría haber grabado la Kylie.

De todas formas, la ex de Rafi Camino era más famosa por sus atributos pectorales que por su música, característica que la emparenta en nuestro inconsciente colectivo con otras “mamíferas” del momento como Sabrina Salerno (cutreX2) o Danuta (cutreX1.000).

Le Freak (Chic)

Responsables también de otros éxitos suyos como “Good times” (que después The Sugarhill Gang utilizó como base para el “Rappers’s Delight”, el primer éxito del hip hop) o de otras artistas petardas como Sister Sledge, Diana Ross o Debbie Harry, el guitarrista Nile Rodgers y el bajista Bernard Edwards eran las almas de este grupo y ayudaron a definir la música disco.

Cuando se separaron, siguieron produciendo minucias como el “Let’s Dance” del ya-no-tan-Thin White Duke o “Like a Virgin” de esa señora que ahora le ha dado por hacerse llamar Esther (si es que no me acostumbro…)

Fighter (Christina Aguilera)

Yo he sido siempre muy de reirme de Christina María, que además de tremendamente chabacana, me parecía un poco boba (sé que es un prejuicio porque no la he oído hablar en mi vida, ni ha sido mi pareja de Trivial, ni nada…).

Pero si empezamos a tocar las pelotas con el tema de las comparaciones con Lady Gaga (por la que beso el suelo que pisa con sus desproporcionados tacones, que conste) y llamamos copiona a Madame X hasta por ir de rubia, entonces me sale la vena de abogada de pleitos pobres y os planto este espectacular video.

Con un estilo “Luis XV se nos ha hecho gótica” de lo más inquietante, interpreta su única canción con destellos rockeros (con Dave Navarro a la guitarra, nada menos) y le saca un partidazo a su impresionante voz de soprano (sin necesidad de abusar de la coloratura o utilizar el registro de silbido, ya sabéis, esos grititos de delfín en celo que siempe le critico a Mariah Carey y que Baby Jane también posee).

Si soy capaz de exclamar: “Xtina rules!”, entonces está claro que hacer esta playlist me ha cambiado, y no digo yo que no acabe por apreciar a Celine Dion…

You’re the First, You’re the Last, my Everything (Barry White)

No nos podíamos dejar al tejano de la voz profunda interpretando está romántica canción, que se puso muy de moda mucho después de su grabación original gracias a la serie Ally McBeal.

No me hagáis caso que yo no la veía, pero que algo les debían poner en las comidas porque se pasaban la vida en el baño…

We are family (All Stars)

Para poner el broche de oro (dios, creo que ya he utilizado todos los tópicos existentes, necesito que José Luis Moreno vuelva a la tele ya!) a The Ultimate Petarda Collection, he tirado de agenda y he reunido a muchos de los artistas que aparecen en esta recopilación (y a David Haselfor ) para cantar juntos este clásico de Sister Sledge (o las hermanas “carapasillo” para los que las hayáis visto de jovencitas antes de que las costillas de cerdo y el pan de maiz hicieran estragos en sus siluetas).



Ha sido un placer de lo más instructivo recopilar estas canciones y espero que lo hayáis disfrutado como yo. Ah! y no dejéis de añadir en vuestros comentarios todos aquellos temas que consideréis podrían formar parte de la lista y de contarnos por qué os hacen sentir taaaaaaaaaaan petardas.

Nos vemos en The Ultimate Spanish Petarda Collection.

THE ULTIMATE PETARDA COLLECTION

The Ultimate Petarda Collection I
The Ultimate Petarda Collection II
The Ultimate Petarda Collection III
The Ultimate Petarda Collection IV
The Ultimate Petarda Collection V
The Ultimate Petarda Collection VI
The Ultimate Petarda Collection VII
The Ultimate Petarda Collection VIII
The Ultimate Petarda Collection IX
The Ultimate Petarda Collection X
The Ultimate Petarda Collection (Bonus Tracks I)

Celda 211 y el cogote de Luis Tosar

Esta crítica no contiene spoilers, pero si no has visto Celda 211 ¿qué haces perdiendo el tiempo leyendo esto en lugar de verla? Además, ya sólo el tono de lo que escribo te puede reventar una peli que es mejor ver sin saber NADA sobre ella (aunque a estas alturas ya es difícil). Y si no sabes quien es Luis Tosar mejor, porque allí sólo está Malamadre

Celda 211 es una película de esas que probablemente no me apetezca volver a ver jamás por su crudeza y el mal rollo que te entra. También os digo que aunque nunca vuelva a revivir la historia del Calzones, sé que no la olvidaré mientras viva.

La peli es un ejemplo de que en España se pueden hacer películas de genero tan bien como los americanos, sino mejor porque en este caso la sensación es que Daniel Monzón ha hecho su película, no desde el bolsillo, sino desde las tripas, y rezumando honestidad en cada plano.

Evidentemente ha sido comercial (arrasó en taquilla desde la primera semana), pero además ha recibido el respaldo de la crítica (hasta Carlos Boyero la considera “una de las mejores películas españolas que se han hecho en mucho tiempo”) y en la última gala (sí, la de Buenafuente y Pocoyó) consiguió nada menos que 8 Goyas.

Está basada en una obra teatral de Francisco Pérez Gandul que desconozco, pero en cualquier caso el guión del propio Monzón y Jorge Guerricaechevarría (un habitual de Alex de la Iglesia), como elemento independiente, es magistral.

Extremadamente duro y dramático, y aunque en determinados momentos nos pudiéramos quejar de su verosimilitud, no nos olvidemos de que la vida es así de hija de puta y que “te la clava como menos te lo esperas”.

El ritmo, la dosificación de la información (la intercalación de los flashbacks aporta mucha emotividad)y los giros argumentales no dan tregua, y no hay un segundo en el que no esté pasando algo que te tenga agarrado al asiento y con el alma en vilo.Me gustan mucho las historias en las que a lo largo de su desarrollo, l

os malos se vuelven los buenos y ya no tienes muy claro con quien identificarte. En esto la película es antimaniquea y realista, y hace que sus personajes sean tan profundos como un pozo petrolífero del que además manan por igual la ponzoña y el oro líquido.Uno de sus puntos fuertes son las interpretaciones:

  • Con el talento interpretativo que Luis Tosar tiene en el cogote, se podría alimentar todo Hollywood. Su composición de Malamadre no tiene fisuras. Esa bestia con palabra que es el recluso más peligroso del penal de Zamora es un tipo real, capaz de lo peor (es escalofriante la frialdad con la que es capaz de cometer un asesinato) y a la vez puede demostrar compasión y un exacerbado sentido de la amistad (o más bien del compañerimo), todo ello con un carisma para el liderazgo tan basado en el sentido del humor como en la violencia extrema (podríamos decir que es una especie de T-Bag con su corazoncito, si la comparación no fuese tan odiosa).
  • El debutante Alberto Ammann está muy bien como Juan Oliver, sobre todo en su permanente impasividad fingida durante la primera parte y en su impasividad en shock en la segunda. Además la interactuación entre estos dos personajes nos deja alguno de los mejores momentos de la película. Sin embargo, se agradece que el personaje esté obligado a ser parco en palabras porque en determinados parlamentos le patina el acento como a Viggo Mortensen en “Alatriste” y es algo que chirría bastante. (Es curioso porque en la peli aparece en un momento dado la ficha de Oliver y pone que es de Córdoba, y Ammann también, pero la de Argentina así que quizá es un intento de justificarlo pero no sé, queda raro).
  • A otro que le patina el acento es a Carlos Bardem. El actor tiene un físico imponente que es ideal para personificar al Apache (el tío, más que el hermano feo de Javier, parece el hermano guapo de Danny Trejo), pero no me resulta tan creíble como otros personajes.
Bardem-Trejo, un grado de separación
  • Antonio Resines hace ya varios años que nos viene demostrando su intención de cambiar de registro y de dejar de hacer de sí mismo, y en Celda creo que lo ha logrado. Consigue que nos olvidemos de Diego Serrano y que veamos a Utrilla, un cabrón violento y cobarde que es incapaz de redimirse y por el que no podemos sentir otra cosa que no sea desprecio (quizá eso le haga uno de los personajes menos poliédricos de la trama, ya que es el único malo-malo…).
  • Marta Etura es “la Elena” (me gusta así, como lo dice Malamadre, que en toda la relación con Calzones no para de proyectar en él su ausencia de futuro, irónico, ¿no?). Su interpretación es buena pero su personaje me parece el más inverosímil de la historia (lo sé, me cuesta asumir que es una peli de género y no de realismo social), aunque sin duda es un desencadenante clave en la acción.
  • Sobre el restro del reparto, destacar especialmente a Luis Zahera como el Releches (el preso que descubre a Juan en la 211), que parece sacadito de las Barranquillas y que clava esa particular forma de hablar que tienen todos los que han sido yonquis. O el Tachuela (Vicente Romero), a la sazón la mano derecha de Malamadre y que cumple con el papel de un Yago siempre porfiado.

Sobre la dirección de Daniel Monzón no voy a comentar nada, porque a los 5 minutos de empezar la película se te olvida por completo la puesta en escena al haberte sumergido del todo en la historia, lo que sí me llamó la atención es la cantidad de planos de espaldas de Tosar (y en contrapicado), aunque como ya he comentado, ese cogote los merece…

Gran película que nadie debe perderse a pesar del mal sabor de boca, y que había tardado mucho en ver.

The Ultimate Petarda Collection (Bonus Tracks I)

Pues nada, que para rematar la faena quería incluir algunos temas que no cupieron en la lista, o no me acordé de ellos en su momento o me los sugeristeis a posteriori…


I love the Nightlife (Disco ‘Round) (Alicia Bridges)

Con esta no hay duda, es un temazo disco y petardo reconocido universalmente y divertidísimo para cantar y bailar…

Dios, cómo me gusta ese conjunto dorado y ese look “Brigitte Nilsen se ha tragado a Grace Jones”!!


All Around The World (Lisa Stansfield)

Con este pop sofisticado y elegante, Lisa Stansfield consiguió un gran éxito en 1989 con su disco “Affection” y en particular con este tema que no pasa de moda.

También nos influyó lo bien que le quedaba el pelo tan corto y algunas de nosotras nos hicimos estropicios vergonzantes que nos acomplejaron durante años.


Barbie Girl (Aqua)

Petardeo “made in plastic” de la mano de una panda de tarados nórdicos con más cara que espalda, a los que Mattel les sacó un pastizal (seguro que todo lo que ganaron este hit de 1994) por tomar el nombre de Barbie en vano.

Kung Fu Fighting (Carl Douglas)

Este temazo siempre me recordará al Dance Revolution, el Mejor Videojuego de la Historia (no tengo problema en enfrentarme a la avalancha de geeks que se me puede venir encima porque sé Kung Fu), pero reconozco que también me he acordado de Pe en uno de sus momentos interpretativos más ridículos…

Human (The Killers)

Aunque personalmente me interese más su vena rockera (sé que quizá cuesta creerlo, pero hay un cuarto de sangre metalera en mis venas que coexiste como puede con la indie-gafapasta, la petarda y la chundachundera-mayormente-house-que-sólo-sale-una-vez-al-año-pero-que-tiene-un-pasado…), el “Human” suena a estimulante himno de generación 2.0 y el look bowieano de Brandon Flowers, muy amigo él de unas plumas, me resulta irresistible.

Venus (Bananarama)

Antes de que los vaqueros dejaran ver nuestros ombligos, estas tres señoras estupendas hacían canciones energéticas y muy brillantes como esta.

Lástima que ya no la podamos desligar de las maquinillas femeninas …

You Spin Me Round (Like a Record) (Dead or Alive)

Precisamente fueron Bananarama quienes produjeron este single, y por lo que leo, Dead or Alive se considera un grupo de la new wave perteneciente a la corriente Hi-NRG (High Energy, me encantan estas etiquetas tan disparatadas!).

Sobre el estilismo no sé si comentar algo porque me parece que nos arriesgaríamos a despertar a Boy George.

Relax (Don’t Do It) (Frankie Goes to Hollywood)

Este grupo de techno-pop inglés hacía canciones homosexualmente explícitas, pero con esta se llevó la palma (el “When you want to come” de la letra lo dice todo) y el video fue censurado en Gran Bretaña por indecente….

Si escuchándola os entran ganas de asesinar al Primer Ministro de Malasia, no os preocupeis y seguid practicando vuestra mirada “acero azul”.

Relax, Take it Easy (Mika)

Más Relax, ahora con este libano-inglés que fue cantante de ópera: su voz es de contratenor o sopranista (el equivalente a los antiguos castrati). ¿A que no os sorprende?

99 Luftbalons (Nena)

En este caso he incluido su versión en inglés (99 Red Balloons) aunque en “Watchmen” se incluía la versión original en alemán, pero eso no iba a ser óbvice para perdernos como Buho Nocturno y el Espectro de Seda se enrollan, jeje.

Ahhh, esos ’80 y sus sempiternos sintetizadores… De esta me gusta mucho también la batería en ese subidón final tan genial.

THE ULTIMATE PETARDA COLLECTION

The Ultimate Petarda Collection I
The Ultimate Petarda Collection II
The Ultimate Petarda Collection III
The Ultimate Petarda Collection IV
The Ultimate Petarda Collection V
The Ultimate Petarda Collection VI
The Ultimate Petarda Collection VII
The Ultimate Petarda Collection VIII
The Ultimate Petarda Collection IX
The Ultimate Petarda Collection X
The Ultimate Petarda Collection (Bonus Tracks y II)

The Ultimate Petarda Collection X

Por fin hemos llegado al final de la lista… y al final de las vacaciones, snif snif.

10. History Repeating (Propellerheads & Shirley Bassey)


Esta diva galesa, que es tremendamente popular por sus interpretaciones de temas para la saga de James Bond, se alió en 1998 con el dúo de Big Beat inglés, Properllerheads.

La combinación de aire retro entre la dama comandante del Imperio Británico (y su profunda voz de mezzosoprano e interpretación llena de clase e ironía) y los “nerds” (con esos marcados ritmos jazzísticos pasados por una turbina breakbeat) es una auténtica delicia.

9. Freedom! ’90 (George Michael)

>


Giorgios había tenido un éxito bestial con su álbum de debut en solitario “Faith”, y decidió salirse de este tono tan comercial en su siguiente trabajo, aunque desgraciadamente a la industria (así, como ente abstracto deshumanizado y brutal) no le hizo mucha gracia…

Aún así, él decidió hacer las cosas a su manera y se marcó este videoclip dirigido por David Fincher en el que tanteaba el mundo “outside his closet” pero sin decidirse a salir del todo (no fue hasta 1998 que ya no pudo negar que enseñarle “el tema” -y no me refiero a cantarle su última composición- a un secreta traidor en unos urinarios públicos era una mariconada indudable, lo mires como lo mires…).

El video es famoso por la aparición de muchas de las Top Models del momento, que es que me cago en todo, ahora las ves y están igual después de 20 años (que se dice pronto…).

8. I don’t feel like dancin’ (Scissor Sisters)


Pues chicos, yo cada vez que escucho esta canción, me tengo que sujetar porque se me van los pies… (además de la alegría que me entra por el cuerpo, claro)

Y ¿qué me decís del video? Qué colorido, qué psicodelia, qué ideal, qué gay y qué todo…

FYI: El nombre del grupo (“Las hermanas tijeras”) alude a la famosa posturita lésbica. ¡¡Qué más se puede pedir!!

7. I will survive (Gloria Gaynor)

Con ese nombre artístico (su verdadero apellido es Fowles), la Glori pareció querer invocar a quien sería su público más fiel y entregado.

Y si “Copacabana” era el “Desde Santurce a Bilbao”, esta es “Paquito el Chocolatero”: gente bailando agarrada, exaltación de la amistad y desenfreno etílico vamos, ¡un desmadre!
Tiene muchas versiones, pero la de Cake me parece sobria y soberbia.
La Gaynor tiene, además, otros éxitos petardos como “I am what I am” que también es de lo más reivindicativo.
6. In your eyes (Kylie Minogue)
Esta australianita con voz de soprano lírica lleva dando caña desde 1987 cuando grabó “Loco-Motion”, que me acuerdo yo que la ponían en los coches de choque donde íbamos a pasar el rato en la adolescencia (era nuestra zona de cruising prepúber) en esos tiempos en que no existían las discotecas light.
La Princesa del Pop ha dicho recientemente que ella no es un icono gay tradicional, ya que no ha habido tragedia en su vida sino sólo lapsus trágicos. Chica, es que si no serías Justina la del Marqués de Sade o Cándido de Voltaire…
He elegido “In your eyes” porque es la que me gusta más a mí, pero tiene tantos temas petardos que seguro que no nos pondríamos de acuerdo con cúal es el má- mega-petardo de todos…
5. Sweet transvestite (Tim Curry en The Rocky Horror Picture Show)
No he visto jamás una forma mejor de presentar a un personaje que esta inquietante entradaa del Dr. Frank N Furter en RHPS…
Peli de culto donde las haya, este musical petardo hasta la médula está repleto de momentazos, asi que si no lo habéis visto, os habéis perdido a Susan Sarandon en combinación y más húmeda que la gotera de “Dark Water” o a Meat Loaf más meat loaf que nunca…
Si os surge la oportunidad no os lo perdáis y no os olvidéis la pistola de agua, los guantes de fregar y el rollo de papel higiénico porque audience participation is required
4. It’s raining men (The Weather Girls)
Otras “one hit wonders” que han pasado a la historia petarda, estas “chicas del tiempo” tienen pinta de que les hubiera apetecido más la lluvia de albóndigas que la de hombres…
Al escucharlo, ¿no os entran ganas de elevar el dedo índice y de, meneando la cabeza como una gallina, decir cosas como “¡mueve tu culo blanco aquí ahora mismo!”?
3. She’s not me (Madonna)
“Vogue”, “Like a Virgin”, “Express Yourself”, “Material Girl”, “Like a Prayer”, “Music” o “Hung Up”. Tenía tanto donde elegir que he preferido poneros mi favorita de su último LP “Hard Candy” (en su enésima reinvención) con el video que la acompaña en el Sticky and Sweet Tour, en el que podemos disfrutar de la Reina del Pop en sus múltples facetas.
De este tema me encanta el riff guitarrero de Wendy Melvoin y me sorprende la letra (que a Madonna la dejen por otra no cabe en cabeza humana, ¿no? Aunque me gusta pensar que la canción tiene otra interpretación en la que la Ciccone nos recuerda que todas esas sosias que le salen nunca llegarán a ocupar su hueco…).
2. Think (Aretha Franklin)

Otra reinona, esta vez del Soul, nos enseña el glamour que puede destilar con su delantal, sus zapatillas de andar por casa y la peste a fritanga que habrá en la cafetería esa…
Con este himno feminista que ya grabó en 1968, la de Memphis les hace encoger las pelotas nada menos que a los Blues Brothers, pero no os la perdáis en “Respect” o en “Chain of fools”.
1. Gimme! Gimme! Gimme! (A man after midnight) (ABBA)
Aquí sí que me planto: si hablando de Mads he hecho el sobrehumano esfuerzo de quedarme sólo con un tema, aquí me niego.
Estos suecos más universales que el Premio Nobel componen, con sus canciones indescriptibles, sus estilismos delirantes y sus coreografías minimalistas, el paradigma del petardeo.
FYI: El nombre del grupo es un acrónimo con las iniciales de los de sus componentes (Agnetha, Björn, Benny y Anni-Frid -más conocida como Frida-).
Os pongo el “Dancing Queen” con su karaoke incorporado para os marquéis un numerito comme il faut...
Y por último y como brillante colofón, la canción que les hizo saltar a la fama tras ganar con ella el Festival de Eurovisión en 1974, esta vez en la versión blayback de la hiperpetarda “La boda de Muriel”.
Os dejo en buena compañía y no os perdáis la próxima entrega con los bonus tracks, y próximamente, The Ultimate Spanish Petarda Collection!!

THE ULTIMATE PETARDA COLLECTION

The Ultimate Petarda Collection I
The Ultimate Petarda Collection II
The Ultimate Petarda Collection III
The Ultimate Petarda Collection IV
The Ultimate Petarda Collection V
The Ultimate Petarda Collection VI
The Ultimate Petarda Collection VII
The Ultimate Petarda Collection VIII
The Ultimate Petarda Collection IX
The Ultimate Petarda Collection (Bonus Tracks I)
The Ultimate Petarda Collection (Bonus Tracks y II)

The Ultimate Petarda Collection IX

Penúltima entrega de mi recopilación de canciones petardas para un verano más alegre.

20. Baby one more time (Britney Spears)

Empezamos fuerte con una Britney colegiala y virginal post Mickey Mouse Club y un poco antes de aquella época en que estaba empeñada en hacerle reventar las pelotas a Justin Timberlake.

La canción es un temazo que, no sólo llenaba pistas allá por 1998, sino que se convirtió en el primer sencillo de debut en conseguir el número 1 en EEUU.

Perder la virginidad y cagarla fue todo uno: se casó borracha con un colega en Las Vegas para anular su matrimonio 55 horas después, tuvo dos hijos con el vagazo de Kevin Federline, protagonizaron un reality show, se separaron, se tiraron los trastos a la cabeza por la custodia de los niños, empezó a salir con la Paris y la Lindsay (que vamos, no son Testigos de Jehová, precisamente…), se rapó la cabeza, engordó como una perraca… lo que viene a ser demostrar que es humana. Y entonces es cuando me empezó a caer bien la chica.

19. Blue (Patsy Cline)

A pesar de su corta carrera musical (apenas 8 años debido a su prematura muerte en accidente de coche a los 30), Virginia Patterson Hensley se ha convertido en un mito de la música.

La primera mujer en tener éxito en el mundo del country, consiguió que su estilo fronterizo con trazas rockabilly llegara al gran público y sus canciones sentimentales se hicieron aún más populares después de su desaparición.

En “Blue” se puede captar la indudable calidad de su voz, pero tiene otras canciones preciosas como “Crazy” o “Walkin’ after midnight”.

18. Where did our love go (The Supremes)

Pues iba a poner “Stop! In the name of love”, pero me ha gustado más esta y además da un gustito cuando se encuentra un video de esta calidad y se puede insertar…

Diana Ross, Mary Wilson y Florence Ballard se dieron a conocer por la Motown y cantaron juntas desde 1961 hasta 1970, año en que Diana Ross se separó del grupo (después de varios cambios de componentes previos…)

17. Upside down (Diana Ross)

Dirty Diana se convirtió en los ’70 y ’80 en la artista pop más exitosa.

A mí me gustan sus temas más disco como ésta o “I’m coming out”.

La canción es esplédida y Diana estaba muy guapa (ahora se le ha puesto carita de pekinés).

16. Night Fever (Bee Gees)

Toda la banda sonora de la película “Saturday Night Fever” es una petardada de tomo y lomo y me ha costado mucho decidirme por una: “Stayin’ alive” tiene ese principio supergroove y a los hermanos Gibb con pantalones apretaos, “How deep is your love” es terriblemente moñas, pero entrañable y “More than a woman” tenía el video del baile romántico de Toni Manero hecho un hortera de bolera…

Me he quedado con “Night Fever” por esa combinación de guitarra waka-waka tipo “Shaft”, el bajo contundente y los arreglillos dulces enmarcando esa voz en falsete marca de la casa… Bueno, ¡a ver si alguien me saca a la pista y nos marcamos unos pasos!

15. Disco Inferno (Tina Turner)

De pura casualidad me he encontrado con esta joya que también aparece en la peli de Travolta (la canción original es de The Trammps), pero aquí interpretada por la inconmensurable Tina Turner (a la que quería meter en la lista pero temía quejas por su ausencia de petardez, XD).

Viendo a esta pantera en escena cuesta creer que la Reina del Rock haya podido ser nunca víctima de abusos, pero “el bueno” de Ike le dejó, además del apellido (y cuatro hijos que alimentar, dos de ellos de su anterior matrimonio, ¡¡que ya hay que tener morro!!), unos recuerdos en forma de cicatrices tanto físicas como emocionales.

Con 36 centavos en el bolsillo pero con su enorme voz, Anna Mae Bullock abandonó a ese cabestro y empezó una nueva vida para convertirse en la leyenda viva que conocemos hoy (y en una señora de 70 años con unas piernas de infarto). Tina, you’re “simply the best”.

14. You’re the want that I want (John Travolta & Olivia Newton-John en la película Grease)

Confesiones a medianoche: Esta es la película que más veces he visto en mi vida (durante un verano de mi tierna infancia la veía TODOS LOS DÍAS) y de la que me sé gran parte de los diálogos.

Me gustan TODAS las canciones (y la mayoría podrían estar en la lista), pero seguro que ésta es la que más veces he bailado y escenificado (¿y quién no?) y aunque está más vista que los abdominales de Ronaldo, no me canso de ella. Además, la cara que pone Danny Zucko al ver a la nueva Sandy Dee no tiene precio (¡es una cara de “esta noche mojo” total!).

13. You Sexy Thing (Hot Chocolate)

Este grupo británico de sugerente nombre (no sé si me da hambre o me pone tonta) no hizo mucho más, pero con esto ya se pueden retirar tranquilos: ¡¡¡pedazo de temazo petardo!!!

Me parece especialmente brillante la utilización de las congas, muy setenteras ellas, la verdad…

12. Don’t Phunk with my Heart (Black Eyed Peas)

Este grupo angelino formado por gente de nombre impronunciable (Fergie y Tabbo tienen un pase, pero Will.i.am y apl. de ap. ¿eso como puñetas se dice? Si fuera su madre les daba una torta que les quitaba la tontería…) hacen una mezcla de R&B, hip hop y pop ¡pero todo en la misma canción!

Es recargado, decadente y absurdo: me encanta. Todo el álbum “Monkey Business” es una pasada.

11. The Love Boat (Tema de la serie de televisión “Vacaciones en el mar”)

Ay, qué bien íbamos a terminar el veranito a bordo de The Pacific Princess, donde todas las historias acababan bien…

La cancioncilla es petardona y nostálgica, y con ella nos despedimos de lo más animados hasta la próxima entrega, en la que llegamos al Top Ten del petardismo, “lo más-más y lo muy-muy y lo tope de lo tope, muchachitos”.

THE ULTIMATE PETARDA COLLECTION

The Ultimate Petarda Collection I
The Ultimate Petarda Collection II
The Ultimate Petarda Collection III
The Ultimate Petarda Collection IV
The Ultimate Petarda Collection V
The Ultimate Petarda Collection VI
The Ultimate Petarda Collection VII
The Ultimate Petarda Collection VIII
The Ultimate Petarda Collection X
The Ultimate Petarda Collection (Bonus Tracks I)
The Ultimate Petarda Collection (Bonus Tracks y II)

The Ultimate Petarda Collection VIII

Ya estoy de vuelta tras unos días de desconexión total para todo lo que no fuera protección solar y buffet libre.

Con esta entrega entramos en barrena en el petardismo más profundo, aunque seguro que se nos cuelan cosas con las que no estareis muy de acuerdo, pero tendré que correr el riesgo…

30. I need a hero (Bonnie Tyler)

Aunque mi favorita de la Tyler es “Total eclipse of the heart”, os pongo esta por la estupenda escena de Cate Blanchett en “Bandits” que representa lo que yo denomino ponerse en modo “Divine” con una canción (que es lo que me pasa con las canciones de esta lista) y que el Hombre Tecnológico denomina “ponerse a dar saltitos”.

¿Sabiáis que la voz rasgada que tanto caracteriza a esta galesa es consecuencia de no haber hecho caso a su médico cuando le prohibió hablar tras una operación en la que le estirparon unos nódulos de las cuerdas vocales? Con su nueva voz grabó “It’s a heartache” y así se convirtió en una estrella. Oye, lo que es la vida…

29. I’m Outta Love (Anastacia)

El primer single de este pedazo de mujer (a la que se puede decir que descubrió Michael Jackson, qué ojo tenía este pa’ tó, ¿eh?) es de 25 grados en la escala de Petardechter (que para vuestra info se corresponde al impacto de un planetoide del tamaño de Marte que hubo hace 4.000 millones de años, supuestamente claro, porque testigos como que no se han encontrado).

Yo, es escuchar los primeros compases, y sufro una transformación total: me salen plataformones, me aumenta la talla del sostén (y lo de dentro) y se me reproducen las dioptrías (es que sin gafas no se puede cantar igual).

Se podría ser más petarda, pero seguro que es ilegal en varios estados y cumplir pena en una prisión de Alabama, pues como que no…

28. Cosmic girl (Jamiroquai)

Direis que este videoclip no es nada petardo, y es verdad que en esta ocasión Jay Kay va de un rollo muy machote con carreritas de deportivos fardones por el Cabo de Gata y una indumentaria sobria de “hombre de verdad” (¡sin sombrero!), pero que no os engañe lo que veis que el tema es un bailable funky más petardo que John Galiano comiéndose un suflé.

Y si queréis más pruebas de que Jamiro es una Petarda Inside, aquí os lo pongo con La Planetoide y rindiendo un homenaje muy significativo al “Bad Girls” de la Reina del Disco, Donna Summer.

27. Last dance (Donna Summer)

LaDonna Adrian Gaines heredó su apellido artístico de su ex marido alemán (mira Susan, igualito que tú) tras traducirlo al inglés y así pasó a la historia de la música popular.

De todo su repertorio me he quedado con esta, ganadora del Oscar por su aparición en la maravillosamente esperpéntica “Thank God It’s Friday”, peli representativa del espíritu Disco de finales de los ’70. Pero podría haber puesto perfectamente “She works hard for the money” o “Hot Stuff”… qué coño, la voy a poner (y que sirva como demostración de que unos hombretones ingleses de pelo en pecho y mear en pared también tienen su ramalazo a flor de piel…).

26. Enough is enough (No more tears) (Donna Summer & Barbra Streisand)

No podía dejar de poner este famoso dueto que empieza suavecito pero que acaba disco perdido (a partir de 1’52”)y que además nos sirve para introducir a otra gran diva de la canción en general y del mundo gay en particular: la sin par Barbra Streisand.

A mí la Streisand no me va demasiado, la encuentro un poco creída (bueno, a ver quién me aguantaba a mí estando en el Libro Guiness por haber ganado dos Oscar, cuatro Golden Globe, cuatro Emmy, ocho Grammy y un Tony) y demasiado sabelotodo.

Aquí os la pongo en una interpretación de la película musical “Funny Girl” en la que la veo ideal, aunque más que operarle la nariz, yo le cortaría esas uñas, que se nota que ésta no ha fregao un plato en su vida…

Fregar no ha fregao, ahora de lo demás, ha hecho de todo. Aquí sin ir más lejos, destruyendo South Park.

25. Poker Face (Lady Gaga)

De una neoyorkina nariguda a otra…

Me chirría cuando oigo hablar despectivamente de Stefani Germanotta acusándola de ser un “producto”. Si algo nos enseñó el insoportable Risto Mejide es que ser un “producto” es fundamental para “venderse” en la industria musical, pero es que además esta tía no sólo es cantante, sino que también compone, produce, baila y toca el piano, así que si es un “producto” es “su propio producto” (te parezca buenísimo o te parezca un mojón).

Podría haber puesto “Bad Romance”, Papparazzi”, “Telephone” o “Alejandro”, pero me quedo con “Poker Face” por el homenaje que hace la Gaga a este otro imprescinciblemente petardo: veréis…

24. Ma Baker (Boney M)

¡Esto sí que es canela fina! A estos cuatro antillanos reunidos por el productor alemán Frank Farian (pedazo de producto, eso sí) se les considera los pioneros del Europop, estilo musical que desarrollarían ampliamente grupos suecos (qué gente más rarita los suecos…) como Ace of Base.

De Boney M me fascinan su looks extremos (se tenían que mear de risa en los camerinos poniéndose esas pintas) y su total falta de complejos.

¿Quién no ha bailado “Daddy Cool” (sublime), “Rasputin” (Oh, those Russians!), “Rivers of Babylon” (horterada bíblica) o mi favorita, “Sunny” (fijaos en la sección de viento, que es impresionante)?

23. Starman (David Bowie)

Uno de los grandes referentes musicales, a mí me interesa su época glam rock y sobre todo su album “The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars”, donde se deja llevar por su petardismo dramático y peliculero creando a este extraterrestre bisexual convertido en rock star mesíanica.

Provocador, ambiguo. glamouroso y “absolutamente moderna”, si lo miras y no te entran ganas de ser una estella del rock es que te estás haciendo viejo.

22. Lady Marmalade (Christina Aguilera, Lil’Kim, Mya y Pink)

Me quedo con este cover del clásico de LaBelle para la película de Moulin Rouge. Me gusta más, me parece que tiene más ritmo (es puro R&B actualizado), me encanta el vestuario (si lo podemos llamar así) y sobre todo me apetece que la Chris y Pink tengan su huequito, aunque seguro que las incluyo en los bonus track de la lista…

21. Man! I feel like a woman (Shania Twain)

Os dejo con esta chica tan mona y tan hetero-gay (y que no se deja impresionar facilmente) reivindicando su derecho a dedicidir en qué consiste la feminidad en los tiempos que corren.

Una cosita: ¿no os parecen estos muchachos tan bien formados la versión “chulazo” de las chicas de Robert Palmer?

Qué seais felices!

THE ULTIMATE PETARDA COLLECTION

The Ultimate Petarda Collection I
The Ultimate Petarda Collection II
The Ultimate Petarda Collection III
The Ultimate Petarda Collection IV
The Ultimate Petarda Collection V
The Ultimate Petarda Collection VI
The Ultimate Petarda Collection VII
The Ultimate Petarda Collection IX
The Ultimate Petarda Collection X
The Ultimate Petarda Collection (Bonus Tracks I)
The Ultimate Petarda Collection (Bonus Tracks y II)

The Ultimate Petarda Collection VII

Una nueva entrega de mi Recopilación de Canciones Petardas de la Historia de la Humanidad.

40. (I’ve had) The time of my life (de la película Dirty Dancing)

Dirty dancing

La otrora arrinconada Baby deja a todos de piedra con su baile y demuestra que la estancia en Kellerman’s le ha cundido mucho.

Si lo pensamos bien, el Johnny de marras es un puto y un asaltacunas, pero bueno, como es Patrick Swayze nos hacemos los despistados…

Toda la peli es un monumento al petardismo con trazas de calentura adolescente y una mezcla de temas de los ’60 (es cuando está ambientada la peli, bastante mal, por cierto) como “Do you love me” con otros ochentiles totales como “Hungry Eyes” o “She’s like the wind”.

39. Wannabe (Spice Girls)

Los Herbert (dos hermanos managers) reunen a cinco inglesas muy vulgares y que cantan como el culo (la mayoría) y la lian parda a mediados de los ’90 con esta canción que se convierte en el himno generacional de las adolescentes (y pre adolescentes, Dios nos asista) de esa época.

En esta actuación en directo podemos apreciar su talento en pleno esplendor: para mí la única que salvaba era “la negra”, hasta que engendró un retoño de Eddy Murphy (aughhh!); la “pelirroja” es ordinaria hasta decir basta (más tarde nos enteramos de que se llamaba Geri Hallywell y que buscaba a su chico latino: pobre, no sé que se esperaría encontrar…); “la rubia” es un cero a la izquierda”; “la del chandal”, con la camiseta del Paris Saint Germaine, tiene una pinta de mamarracha que no veas; y “la pija” o “la Beckham” nos ha demostrado por activa y por pasiva su oligofrenia crónica. Vamos, un cuadro.

Por cierto, la canción la debió bailar hasta Paco Umbral en alguna boda, fijo…

38. Wake me up before you go go (Wham!)

¿Y después de haber visto esto seguíamos sin sospechar que George Michael era gay? Jo, qué inocentes éramos en los ’80…

En cuanto a Andy Ridgeley, tiene su espacio en el Hall of Fame al lado del quinto Beatle y “el de barba” de Martes y Trece.

Voy a pasar a otra cosa porque me está entrando como una sobredosis de petardismo del chungo y corro un severo riesgo de fenecer.

37. It’s a sin (Pet Shop Boys)

Y como dirían los Soziedad Alkoholika, “los tengo todos”…

Hay que agradecerle este temazo a la educación católica de Neil Tennant, que le traumatizó lo suficiente como para purgar sus emociones en ella. Oye, pues algo bueno que ha hecho la Iglesia Católica…

Fue el primer single de su álbum “Actually”, y se convirtió en el segundo número 1 de su historia. En esta época es que lo petaban.

Ah, y el video tiene una segunda versión a la que el “Alejandro” de la Gaga le tiene mucho que agradecer.

Me ha costado decidirme porque “New York City boy” o “West End Girls”, entre otras muchísimas, me tentaban desde Youtube.

36. My baby just cares for me (Nina Simone)

¿A qué no os acordabais de este anuncio de 1987? Pues la publicidad (como ya ocurrió con Dinah Washington) es lo que nos hizo conocer a los pipiolos de entonces a la fabulosa cantante y pianista Nina Simone. Así la canción que ya grabará en los ’50 volvió a ser un gran éxito y se rodó el video de los gatos de plastilina conocido por todos.

No es fácil encontrar un video de Simone en vivo, pero he encontrado este en Montreal interpretando el temazo “I put a spell on you”.

Nina tiene grandes canciones que no os debéis perder, pero sobre todo no dejéis de escuchar “Feeling good”, también utilizada en publicidad, pero no por ello menos sublime.

35. I want to break free (Queen)

El año que viene hará 20 años que el mundo quedó conmocionado al conocer la enfermedad y muerte de una de las mayores estrellas del rock y un cantente oon una voz excepcional de tenor: Freddie Mercury, cuyo nombre de nacimiento era Farrokh Bulsara (es de origen indio)

Grande Freddy y toda la banda en este archiconocido videoclip en el que parodiaban “Coronation Street” (un popular culebrón inglés) y que curiosamente se convirtió en el himno del Congreso Nacional Africano en la época de la encarcelación de Nelson Mandela.

34. Bitch (Meredith Brooks)

I’m a Bitch I’m a Lover Meredith Brooks

Esta cantautora al estilo de Alanis Morissette tuvo un gran éxito con este tema especialmente diseñado para cantar a voces y que nos ayuda a reivindicar el derecho a ser unas zorras si nos da la real gana.

33. Superstar (del musical Jesus Christ Superstar)

Judas le enmienda la plana a un Jesús que, demasiado “endiosado”, sólo busca la eternidad…

La interpretación de Carl Anderson me parece la mejor de cuantas he escuchado y ¿qué me decís de esas coristas con plumas y afros blancos o los trajes de groove-flecos? Sólo falta una bola de espejo y Valerio Lazarov y estaríamos en “Aplauso”.

32. Sing it back (Moloko)

Este clasico dance es sencillo y hasta un poco repetitivo, pero la combinación del bajo, el bombo y la voz de Roisín Murphy le dan un encanto especial y no hay quien deje de mover los pies…

FYI: El nombre de la banda proviene de la jerga Nadsat de “La naranja mecánica” (es la palabra rusa para leche).

31. Love is in the air (John Paul Young)

Otra de esas de M-80 que nos ponen contentos y cantamos en el coche como si nos supiéramos la letra.

Tiene un subidón hacia el final que es una auténtica pasada. Al que no le guste es que no tiene corazón.

Bueno, parece que hoy Boy George nos ha dejado tranquilos…

Continuará

THE ULTIMATE PETARDA COLLECTION

The Ultimate Petarda Collection I
The Ultimate Petarda Collection II
The Ultimate Petarda Collection III
The Ultimate Petarda Collection IV
The Ultimate Petarda Collection V
The Ultimate Petarda Collection VI
The Ultimate Petarda Collection VIII
The Ultimate Petarda Collection IX
The Ultimate Petarda Collection X
The Ultimate Petarda Collection (Bonus Tracks I)
The Ultimate Petarda Collection (Bonus Tracks y II)

The Ultimate Petarda Collection VI

Pues como el que no quiere la cosa, ya hemos alcanzado la mitad de la lista (ahora nos montábamos un viajecito de Paso del Ecuador a Puerto Vallarta y que nos quitaran lo bailao), así que la cosa se va a poner cada vez más en plan “Eres mala, Muriel”…

50. You Oughta Know (Alanis Morissette)

Y si hablamos de chicas bordes, no hay ninguna que sea capaz de hacer con su despecho algo tan productivo como Alanis (a.k.a. Dios, no lo digo yo, sino Kevin Smith).

A la canadiense le sale el barrio en esta coplilla que le dedica a un ex novio cuando la abandona por otra mayor (si lo que no le pase a ésta…). Yo le diría: “Mira bonita, supéralo… y ¡córtate ese pelo!”.

En su exitoso “Jagged Little Pill” tiene dos clases de canciones: las de cabreo monumental (como ésta o “All I Really Want” y las de cuando ya le habían recetado los ansiolíticos (“Ironic”, “Hand in my poket”).

Ah, que se me olvidaba decir que la voz de la Morissette es de mezzosoprano (no, hay que reconocer que la chica tiene un vozarrón).

49. It’s my party (Leslie Gore)

La podríamos subtitular “Ataque de cuernos en el guateque” y es de lo más ye-yé.

Báilese con saltitos acompañados de coditos y rodillitas. Si no sabéis a lo que me refiero, que os enseñen vuestras madres, veréis que bien se les da…

Un dato: Leslie Gore salió del armario a los 59 años de edad, vamos que lo que estuviera haciendo Johnny en su fiesta en realidad le importaba un pito…

48. Just a Girl (No Doubt)

Antes de ir de fina luciendo un cuidado look años ’50, Gwen Stefani era esta Choni poligonera con pintalabios rojo locomotora (ups, eso no ha cambiado…) que daba brincos y que siempre enseñaba el ombligo.

Otra suya que no paramos de cantar en esa época fue “Don’t Speak”, ¿a qué sí?

47. Part time lover (Steve Wonder)

Pedazo de tema del que fuera niño prodigio de la música (en la Motown desde los 11 años) y cuya asistenta se pone de muy mala leche cada vez que toca limpiar los Grammys con Sidol.

Parece ser que Boy George no ha tenido suficiente protagonismo en esta playlist, y se nos cuela en esta actuación, luciendo el conjunto que vistió Herman Monster en el último Mardi Gras.

Para colmo, lo presenta otro mito de los ’80, Bill Cosby, con unas gafas de bucear.

Steve Wonder tenía mucho donde elegir: “I just called to say I love you”, “Isn’t she lovely”, etc. pero me gusta especialmente una moñada suya tremenda titulada “Stay gold”, para la película de Coppola (aunque no sé si le gustará que se lo recuerden) “Rebeldes”.

46.Billie Jean (Michael Jackson)

El Rey del Pop en su mejor momento, interpretando con todos sus pasos, tics y mohines una de las mejores canciones de la historia. Brillante, y no lo digo sólo por sus calcetines.

Luego vendrían el vitíligo y la cirugía recreativa, el rancho Neverland y su mono Bubbles, las acusaciones de abusos y los matrimonios surrealistas, la paternidad (Michael Joseph Jr. alias Prince, Paris-Michel Katherine y Prince Michael Jackson II, ¡¡por favor!!), todo ello salpicado por su excesiva excentricidad hasta llegar a su prematura y controvertida muerte.

Michael Jackson era sólo un chico que no supo crecer, pero su leyenda le sobrevivirá para siempre, así que el pop nunca se sentirá huérfano de padre (ahora que sólo nos queda mamá (casi abuela) Madonna).

45. Words (F. R. David)

Esta sugerencia de Tito merecía entrar en el Top 100. Es un “one hit” muy habitual de M-80 (si la sintonizais ahora mismo, seguro que la están poniendo…) y su autor (un francés de origen tunecino) por lo visto actuaba siempre con gafas de sol y su Stratocaster blanca.

Un clásico.

44. Wig in a box (Hedwig and the Angry Inch)

John Cameron Mitchell interpreta a un transexual de la antigua RDA que se hace un cambio de sexo chapucero (el Angry Inch del título) para casarse y huir a los EEUU, y acaba montando una banda de Glam Rock.

Como suele pasar, antes de peli fue un musical en Broadway. No os lo perdáis porque todas las canciones de Stephen Trask son una pasada.

43. Cream (Prince & The New Power Generation)

Nunca he sido muy de Prince (o cómo se llame ahora), pero el “Diamonds and Pearls” lo tenía en casa (con su fascinante portada holográfica incluida, y esta era mi favorita.

Desde luego es buenísima para un Lap Dance (y no es que yo sepa de eso…)

El video es de mala calidad, pero es que el de Minneapolis es muy suyo y hace eliminar cualquier cosa que aparezca por la red. A ver lo que dura éste…

42. Walk on the wild side (Lou Reed)

El padre del rock alternativo afirmó que quería escribir la Gran Novela American en un disco, yo creo que con “Transformer” (su segundo álbum post-Velvet), si no lo consiguió, estuvo muy cerca…

Escogí esta canción por ser la más petarda (incluso la temática acompaña), pero en realidad mi favorita de Lou is “Perfect Day”.

41. I wanna be loved by you (Marilyn Monroe)

Norma Jean, con un vestido que roza la ilegalidad, en la fabulosa “Con faldas y a lo loco” de Wilder (con la que la actriz consiguió el Globo de Oro), interpretando este potito tema de 1928.

Josephine “Morritos” Curtis y Geraldine “Nadiesperfecto” Lemmon ponen el toque travestí, lo que le hace subir muchos enteros petardos.

Pues nada, os dejo que tengo un dilema muy grande con las últimas canciones de la playlist… Me parece que va a haber bonus tracks para rato porque no soy capaz de eliminar tanto material.

THE ULTIMATE PETARDA COLLECTION

The Ultimate Petarda Collection I
The Ultimate Petarda Collection II
The Ultimate Petarda Collection III
The Ultimate Petarda Collection IV
The Ultimate Petarda Collection V
The Ultimate Petarda Collection VII
The Ultimate Petarda Collection VIII
The Ultimate Petarda Collection IX
The Ultimate Petarda Collection X
The Ultimate Petarda Collection (Bonus Tracks I)
The Ultimate Petarda Collection (Bonus Tracks y II)