Al final he sucumbido y he comentado la KDD…

All together.php

Hoy hace una semana (aunque parece que fue hace ya mucho, mucho más tiempo…) que regresé de la KDD Bloguera en la que estuve en Zaragoza y por unas cosas u otras, todavía no me había decidido a escribir sobre ello (para ser sincera, lo que estaba es decidida a no comentar el tema…)
Y ahora tampoco voy a escribir una crónica (que eso ya lo han hecho casi todos mucho mejor de lo que yo lo haría nunca: ya sea en versión sintética, minicrónica, crónica, extendida y marciana ) sino que simplemente os contaré mis impresiones sobre esta experiencia memorable.
De todas formas, es curioso que de un tiempo a esta parte me lo estoy pasando en grande. Supongo que es debido a que me prodigo poco, así que cuando salgo exprimo cada minuto y a todo le veo la diversión, mientras que hace unos años casi todo me provocaba un tedio espantoso y era capaz de aburrirme hasta en una montaña rusa…
El caso es que cogí el Ave rumbo a tierras mañas con gran ilusión, y todo superó con creces cualquier expectativa (aunque tampoco me había planteado nada previamente…).
Fue muy interesante e inspirador el hecho de poder compartir mis experiencias de neófita en el tema blogueril con estos Cullen de la red que ya han pasado por todas las fases que yo tengo que ir dejando atrás en esta faceta.
Pero, sobre todo, y como ya todos han destacado en sus crónicas, nos hemos explayado hablando de series, pelís, música, etc. y nos hemos reído muchísimo.

Del derecho

Dejadme que os hable de estos especímenes humanos dignos de un estudios antropológico (con esto espero no contravenir ninguna norma no escrita de la Blogosfera, y si es así, se siente, que aunque creo que soy la mayor de todos –si Alcorze no lo remedia-, soy la menos experimentada…)
A los primeros que conocí fueron a los compañeros de piso del gato Cliff, Sonia Unleashed y Carlos. Hay que destacar que Sonia es la argamasa que ha unificado todo este pandemónium a través de su blog, un lugar imprescindible si queréis estar al tanto de los movimientos de Stephen King o los avances de la serie de “Juego de Tronos”, entre otros montones de temas. La primer impresión de Sonia es que constituye lo que antes se solía definir como “señora imponente” (con unos ojazos que no os imaginaríais) y es la única mujer que he conocido en mi vida capaz de ser más misteriosa en persona que a través de Internet (además de maridar muy bien con el tinto). Después con más confianza, se confirma lo que ya pensaba por su blog, que domina la cultura popular (y de la otra) y que tiene un sentido del humor bastante bizarro… Carlos es un tío extrovertido, simpático y locuaz y en seguida deja ver un ramalazo friki de lo más refrescante.
Cuando ya hemos roto el hielo llegan Angelillo y África (a ver, Desayuno con Diamantes, que sé que estás ahí, así que manifiéstate y vamos a fumarnos un piti!), que además de paisanos (sorpresa, sorpresa) son amantes de los gatos y con ellos he coincidido en un montón de similitudes vitales (y me he partido de risa) hablando tanto de temas personales (orlas o padecimientos municipales) como de aficiones (con Ángel las series y con Afri las pelis clásicas, especialmente).

Del revés

Los siguientes en aparecer son El Especialista Mike (otro friki –y a mucha honra!- con extensos conocimientos en el tema gore en general y zombie en particular y unas habilidades canoras que a la Shakira le deberían preocupar…), Perse (la clase de mujer cabal y sensata –sin que ello le impida tener un sentido del humor muy irónico- que me gustaría ser algún día cuando consiga desprenderme de la edad del pavo perpetua en que me hayo sumida) y Unai (sujeto inclasificable por estar lleno de contrastes, ya sean estos confesables -es un vasco que se permite tener frío o estar cansado¿?- o no -hombre, lo de cubrir el amplio espectro que va desde “The Walking Dead” a “PS I love you”, yo lo llamaría simplemente eclecticismo…) con el que también encontré un montón de lugares comunes del pasado y del presente.
Un poco después se nos unió Sonia, que es uno de los grandes hallazgos de mi vida blogueril: no es sólo que tengamos cosas en común, que son legión, sino que es una de las personas con las que más me río últimamente (y eso que tiene que competir con Sheldon Cooper y con Roy y Maurice…).
Ya a la tarde-noche llegó Alcorze, un tipo sin dobleces y amigo instantáneo (y que debe de ostentar el título de hombre que ha estado en más conciertos de rock de España) con el que me sentí al momento como si nos conociéramos de toda la vida. También es verdad que el tema de la crianza de progenie une mucho, y que es muy fácil empatizar con quien está pasando por los mismos “calvarios” que tú…
En resumidas cuentas un puñado de amigos nuevos de los que uno espera que se conviertan en viejos amigos con el tiempo, para compartir una experiencia digna de ser repetida, aunque nunca fuera igualada.