Amor y otras drogas, Edward Zwick (2010)

70x100_ayod.indd

Pero qué poquito me ha interesado el romance de estos dos en esta historia sobre una pareja, a priori imposible, en el contexto de la guerra de las farmacéuticas a finales del siglo pasado…

Y el caso es que la cosa no empieza mal del todo: Jamie Randall (un Jake Gyllenhaal que no me ha atraído nunca como hombre con esa cara de bueno rollo permanente –antes me tiraría a su hermana Maggie, que me da el triple de morbo- pero que hay que reconocer que se ha currado un cuerpecito de impresión, y muy bien que ha hecho habida cuenta de que se pasa media peli en bolas…) es un ligón y médico frustrado proveniente de una familia de histéricos que empieza a ganarse la vida como visitador médico (dentro de la profesión comercial, es un paso previo a ser representante de Satanás para vender multipropiedad en el Averno).

En una de las mejores escenas de la película, conoce a Maggie Murdock (encarnada con mucha frescura por Anne Hathaway y sus respectivas y “deliciosas” mamellas), una joven enferma de Párkinson con la que entabla una relación, en principio sexual (y venga la burra al trigo con pensarse la gente que se puede folletear sin consecuencias, ains, bendita inocencia…) pero que se acaba complicando.

Anne y su teta

“¿Ves esta? Pues tengo dos. Porque no soy ningún monstruo…”

Todo es bastante entretenido al principio, cuando la pareja se deja llevar por una lujuria de lo más espontánea y nosotros disfrutamos de escenas subiditas de tono y de los cuerpos turgentes de estos dos mozalbetes, aderezados por algunos diálogos bastante interesantes entre estos prototipos de “listilla” y “chulito cabrón”. El problema es que en cuanto la cosa se pone “seria” a mi me entraron ganas de hacerme una limpieza de cutis, y eso es muy mala señal…

La peli, para mi gusto, no termina de encontrar su tono: ¿es comedia? Pues a veces se pasa de slapstick con ese Gyllenhaal correteando en cueros con un cojín en la entrepierna… ¿Es drama? También. Y la verdad es que por momentos se pone moñoide y lacrimógeno de palo.

Por otra parte tenemos la crítica contra las farmacéuticas (me gustaría saber qué opina Pfizer de la peli, aunque supongo que habrán tenido que ceder los derechos de imagen de la marca y hasta da que pensar que no les importe y crean que la publicidad les beneficia…) y contra el sistema sanitario en general y los médicos egoístas e interesados por otro, que se pasan el juramento hipocrático por donde se pasan la esponja en cuanto alguien les pone un orgiástico Congreso a tiro.

Jake y Anne

“Pero qué cómodos y qué fresquitos estamos, oye…”

Resumiendo, que me parece prescindible a pesar de que las interpretaciones de los protagonistas no son malas. Ahora, eso sí, al hermano del protagonista me lo cargaba con mis propias manos sino fuera porque, en el fondo, es el que tiene las mejores líneas de la peli…

Anuncios

7 Responses to Amor y otras drogas, Edward Zwick (2010)

  1. Perse says:

    xDDDD por cosas como tus primeros párrafos luego tienes fama!!!!!!!A mi el Gyllenhall me mola, aunque solo en "Prince of persia", con las melenas….xDDDDLa tengo aqui, tengo que verla 😉

  2. Felipanjali says:

    Y mira que el título promete, y el cartel es buenísimo… buenísimo…

  3. Monidala says:

    PERSE: Fama? Debe de ser de lesbiana… XDD No, si a mí en Prince of Persia también me gusta, y no por las melenas precisamente… ;pUf, FELIPE, la cosa hubiera mejorado bastante de haber escrito tú el guión… Y en cuanto al póster, no sé si es bueno o malo, pero no entiendo porque él se tapa la boca como si le estubiese repitiendo un kebap que se acabe de zampar…

  4. Perse says:

    xDDDDDD ya te vale! Mira, la he visto esta mañana y opino un poco como tú, funciona al principio pero luego pasa tan rápido al melodrama que ni siquiera nos damos cuenta!!!!!

  5. Monidala says:

    Sí, no mola nada…

  6. caotico_jq says:

    Estoy contigo al 100%. Con el agravante de que… la compramos en BluRay. La culpa mía, por fiarme de de todos los conocidos gilipollas a quienes les encantó y les pareció fresquísima y estupenda, cuando en realidad está bien veinte minutos desde el primer momento en el que aparece ella (porque la media hora de antes es un puto coñazo y el resto de la peli también). El horror.

  7. Monidala says:

    XDDD Yo en la compra de Blu-Ray soy muy selectiva: sólo pelis que sé que me encantan y que no me canso de ver. Para todo lo demas: Megaupload (que en paz descanse!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: