101 cosas que hacer antes de morir (Vol. 4)

101 cosas que hacer antes de morir

62

62. “Hacer reír a un bebé”: Estoy de acuerdo con que no hay un sonido más feliz en el mundo que el de un bebe riendo. Tenemos la suerte de tener a uno en la familia ahora mismo y es una gozada (y es que mi sobri Daniela es la más simpática del mundo!!!).

63

63. “Hacer un muñeco de nieve”: Pues no es que nieve mucho por estos lares, pero alguna vez (especialmente hace dos años, ya os acordareis…) ha caído una buena nevada y hemos hecho algún muñeco.

64

64. “Hacer el amor en la playa”: XDD Yo nunca os contaría tal cosa, pero me ha recordado la anécdota de una amiga mía que, siendo muy joven (veintipocos años tendríamos en aquella época mi amiga y yo, ains…), estaba “charlando” con un chico en una playa de la Costa del Sol a la luz de la luna y empezaron a escuchar un sonido extraño, como un zumbido, al que no hicieron mucho caso al principio (es que la charla era muy interesante…). Lo que pasa es que el sonido se fue intensificando hasta convertirse en un rugido y, de pronto, en una luz cegadora que se aproximaba hacia ellos con aspecto de lo más amenazador. Mi amiga pensó por un momento que por fin había llegado la nave nodriza para llevarla de vuelta a su planeta, pero no: era una de esas máquinas que limpian la arena de la playa y ella y su amigo tuvieron que salir corriendo despavoridos. Tuvo mucha gracia cuando nos lo contó… ;p.

65

65. “Ayudar en un comedor de beneficencia”: Pasamos de lo humano a lo divino sin solución de continuidad… Pues la verdad es que no soy del tipo altruista. Ya os he dicho que yo no ayudo en la cocina ni a mi madre en Noche Vieja…

66

66. “Enviar flores sin ninguna razón”: Nuca me han gustado demasiado las flores como regalo. Son preciosas, y es verdad que como objeto decorativo son fantásticas. Pero el hecho de que sean algo perecedero y un símbolo tan claro de lo efímero de la juventud me entristece bastante (uy que mal estoy llevando esto de acercarnos inexorablemente a los treinta y diez…).

67

67.”Ver amanecer”: Lo hemos (esa amiga mía y yo) visto unas cuantas veces. Las mejores, esas mañanas de after con gafas de sol en las que “estábamos tan agustito”.

68

68. “Ver la puesta de sol”: También ha habido muchas y de todos los colores…

69

69. “Hacer un pastel para los profesores”: Esto debe de ser otra tontería de estas australianas, porque no lo pillo. Uf, me tiene la lista esta hasta el moño… Me parece que 100 cosas son demasiadas, así que la mía la voy a hacer de 50.

70

70. “Tomarte el día libre en tu cumpleaños”: Si queréis que os diga un secretillo (claro que queréis, si sois unas Gossip Girls…) yo el día de mi cumpleaños, y más desde que existen las redes sociales, no es que me mate precisamente… Además, bastante tengo con sobreponerme a la Depresión Anual Obligatoria que me entra ese día!

71

71. “Pasar la Navidad en Laponia”: Mira, esto sí que me apetece mucho. Sobre todo ir en trineo de haskeys, montar en motos de nieve, cruzar el círculo polar ártico, ver la aurora boreal y comer reno. Lo de conocer a Santa Claus, sentarme en sus rodillas y pedirle algún regalito tampoco tiene que estar mal…

72

72. “Hacer un montón de hojas secas (para tirarse encima)”: Jo, me ha venido un flashazo de la infancia que lo flipas… ains, eso sí que era divertirse!!

73

73. “Caminar con barro hasta las rodillas”: El único barrizal que me puede apetecer es uno tipo Woostock (y tampoco lo tengo tan claro) o unos baños de lodo del Mar Muerto (eso sí que sí!).

74

74. “Decirle a tu madre que la quieres”: Esto es manadatory. Voy a llamarla…

75

75. “Ir al ballet”: También fui hace poco y también lo conté aquí. La verdad es que es un pasada. Muy espectacular! No hay que perdérselo!!!

76

76. “Apuntarte a clases nocturnas con un amigo”: Ya me gustaría a mí tener tiempo, ya… Me apuntaría a un curso de escritura creativa o similar, con el mayordomo, en la biblioteca.

77

77.”Dar clases de claqué”: Me encantaría!! A demás estoy convencida en que sería la nueva-vieja Shirley Temple. No es por fardar pero es que bailar se me da realmente bien. Os lo demuestro cuando queráis…

78

78. “Escribir una carta a tus nietos”: Oooooooooooooh, qué bonito! Mira, esto no se me había ocurrido nunca. Escribirla sería fácil, los difícil, además de llegar a tener nietos (aunque yo por lo menos tengo posibilidades) es que la carta se conserve hasta entonces.

“Queridos nietos:

La vida en 2011 era un ascopena.

Firmado: vuestra venerable y díscola abuela desde la suite de Las Vegas en la que vivía antes de palmarla.

P.D.: Pulíos cuanto antes la pasta que os he dejado que la vida es corta.”

79

79. “Sonreir a 100 desconocidos”: Esto lo voy a dejar para enero cuando vaya a Fitur. Ya os contaré si no me sacan de allí con una camisa de fuerza.

80

80. “Leer las obras de Shakespeare”: He leído algunas, pero en castellano. La verdad es que leerlas en inglés era una de mis aspiraciones. Otra de esas cosas que se meten en un cajón…

Continuará…

Anuncios

6 Responses to 101 cosas que hacer antes de morir (Vol. 4)

  1. Perse says:

    xDDDDDD lo de la laponia me encanta, siempre he querido ir allí!!!!

  2. sonia says:

    No te recomiendo leer una obra de Shakespeare en ingles (pero nada de en ingles cristiano de ahora, en el ingles en el que lo escribió) te digo por experiencia que no te enterarías de la misa la mitad. Palabra de filóloga inglesa XD

  3. sonia says:

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  4. alcorze says:

    jejeje, cómo estamos, yo también cambio Woostock por el Mar Muerto

  5. Monidala says:

    En Laponia hace frío, pero yo me río, pequeña PERSE… (se me va la olla a estas horas…)Sí SONIA, lo de Chespir ya me lo imagino porque alguna vez he visto una peli basada en alguna obra suya en V.O. y me he cagao por la pata abajo con thou y toda es vaina. Pero igual cuando he leído a Lope de Vega o Quevedo sin notas a pie de página no he pillao una chufa…Estamos mayores, AL, o es que somos más listos? Think about it… ;p

  6. Sonix says:

    Pues mira que yo me he perdido esta serie de posts! Hoy me he quedado cantidad de entretenida leyendo esta entrada que es la que tenía en el reader pendiente. La verdad es que hay alguna cosa incomprensible como dices (¿un pastel para un profesor? ¿lo cualo?) pero las otras cosas son muy normalitas. 100 son muchas, sí, además muchas ya las hemos hecho. Coincido bastante contigo, por cierto, en algunas cosas. Ya bailarás en la próxima quedada que hagamos ¿no? Si es que se llega a hacer, claro… Un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: