Dedicatoria de los viernes: “Dame la razón”

Llegado cierto punto de esta adolescencia perpetua se impone la necesidad de no seguir disculpándose. Más que nada porque mientras se espera esa madurez perfecta en la que uno va a dejar de cometer una y otra vez los mismos errores que han ido forjando su vida, la vida misma se nos va…

Así que se acabó pedir perdón por querer seguir soñando, por ser la misma  agnóstica crédula de siempre, esa ilusa que se niega a dejar de saltar al vacío siguiendo los impulsos de su errática intuición.

Por pasarme de lista y por pecar de tonta, por ser hipersensiblemente cruel, macarra o cursi, melancólica y soberbia, a veces soez. Ridícula y digna, un bebé de doscientos años con las cosas tan claras que está absolutamente perdido.

Por comprometerme con la honestidad aunque se convierta en mi mayor enemigo, por ser un General sin estrategia que confía en su destino pero a la vez no se conforma con lo que éste le va ofreciendo.

Pero sobre todo por querer seguir equivocándome, una y mil veces más. Aunque joda y aunque no se aprenda nada más que a levantarse un poco más rápido y a sacudirse el polvo con algo más de estilo, sin volverse a mirar quién te vio caer. Porque quien sabe si no estarán en mis mayores errores mis mejores aciertos. Y porque no dejaré de confiar en que lo mejor está por llegar.

A mis amigos, no sólo porque me dan razones cuando nos las tengo sino porque además se empeñan en llevarme la contraria por sistema.

Dedicatoria especial: "Poprocks and Coke"

 
No nos vamos a engañar: la amistad es una relación humana tan compleja como el amor (donde acaba una y empieza el otro es un misterio…) y a lo largo de ella atravesamos muchas fases, porque las personas evolucionamos, y no siempre lo hacemos en la misma forma que nuestros amigos.
Por eso hay momentos en los que parecemos no encajar con ellos y nos preguntamos dónde han quedado esos momentos de entendimiento mutuo en los que todo era nuevo y la diversión, fácil. Ahí está el desafío de la amistad: en no rendirse cuando parece que no hablamos el mismo idioma, cuando a ratos las líneas de comunicación parecen cortadas, cuando se nos olvida (aunque sea durante un rato) quienes somos y quienes son ellos y el porqué de nuestra amistad.
Yo soy olvidadiza pero haré por recordar. Siempre.
“Quiéreme cuando menos lo merezca porque será cuando más lo necesite”.
Henry Jekyll

Dedicatoria de los viernes: "Mediterráneo" (Serrat)

Ya, ya sé que yo no nací en el Mediterráneo. No me acuerdo (porque
era muy pequeña ;p), pero me han contado (y lo pone en el Registro Civil, oyes) que vine
al mundo hace treinta y ocho años o’clock en la calle Modesto Lafuente 14, en el castizo
barrio de Chamberí (de esa ciudad a ratos infierno, a ratos gloria bendita que es
Madrid). Lo que pasa es que desde los tres a los siete viví en Alicante así
que mis primeros recuerdos (y quizá los más felices por lo inconscientes) están
algo descoloridos por el sol, la arena y la sal de ese mar templado que siempre
he llevado un poquito dentro, por muy “de secano” que parezcan mis maneras a
veces áridas y fatalistas, herencia manchega (menos mal que la guasa del Foro
compensa algo, porque en determinados momentos soy mucho un híbrido entre Felipe II y Torquemada para tormento de los que me quieren y aguantan, que son más de los que merecería…).

Ahhhhh, la vida… Parece larga pero es un suspiro. Yo ayer estaba jugando en pelotas en
la playa con mi cubo amarillo, cuando lo único importante
era transportar agua desde la orilla hasta un insaciable agujero que intentaba
llenar obstinadamente (sí, siempre he sido un poco pertinaz yo…), y aquí
estamos treinta y tantos años después. En fin, que peor sería no haber llegao.

Buen finde a todos!

Dedicatoria especial de un sábado especial: “This Is What Makes Us Girls” (Lana del Rey)

Peques

Hoy es el cumple de una amiga que lleva en mi vida (con intermitencias, pero lo que importa es hoy y ahora está muy presente) desde que las fotos a lo Instagram eran “lo que había” (en esta concretamente estábamos en el cumple de otra de las que constituye el núcleo duro de la pandi de ayer y de hoy, así que esta foto es poco menos que leyenda!!).

No me puedo poner muy sentimental si no quiero que me de una colleja, pero sólo os diré lo que ya sabéis: que no es nada fácil en esta vida dar con alguien que DE VERDAD entiende lo que quieres decir cuando lo dices. Así que poder disfrutarlo desde una edad en la que todavía ni tú mismo lo entendías ayuda bastante!

Felicidades, mujer viajera, cada día mejoras y ahora que inexorablemente vamos pasando de Crianza a Reserva, nos queda lo mejor de la vida y además ahora sabremos disfrutarlo!

Dedicatoria de los viernes: “Please don’t touch”

Ésta va para el Hombre Tecnológico que el domingo es su cumple y se queda borderline con los treinta y diez.

La he elegido porque pega con tu espíritu, indomable e irreductible (por momentos hasta un poco teenager…!!), pero también podría haber sido ésta otraGuiño

¿Has pensado ya como lo vamos a celebrar…?? Burla

Luv ya!!!!

Dedicatoria de los viernes: “Off the Grid” (Beastie Boys)

beastieboys

Ni que decir tiene que hoy había que reservar este rinconcito a Adam MCA Yauch, uno de los miembros de Beastie Boys a quien acabamos de perder.

Referentes blancos del hip-hop (podría haber puesto  “Fight for your right”, “Sabotage”, “Body Movin’” o tantas otras que nos encantan), en su disco de 2007 “Mix-Up” crean una colección de temas instrumentales de aire clásico, cinematográfico y envolvente pero al mismo tiempo enormemente innovadores. No os lo perdáis. Os dejo con este “Off the Grid” para homenajear a MCA…

Dedicatoria de los viernes: “Your Touch” (The Black Keys)

The Black Keys

Para celebrar que ya tengo las entradas para el concierto que The Black Keys dará el 26 de noviembre (qué larga se va a hacer la espera…) en el Palacio de los Deportes de Madrid, hoy quiero dedicar uno mis temas preferidos de esta banda a todos aquellos que algunas veces también se sienten un poco “teclas negras”…

Your Touch

I want it, you got it
So much
I'm crazy for
Your touch [4x]

And I'll be good
Like I should
When it's in sight
Misery I need
Your touch [4x]

Well oh Lord, Lord
I got a sight in mind
Please watch
I need
Your touch [4x]

Dedicatoria de los viernes: “Sister Golden Air” (America)

Volvemos con otro de mis vintage favoritos para dedicárselo con todo cariño a una amiga con la que siempre se puede contar a pesar de estar lejos: “my Sister Red Hair surprise” Perse. Sé que muchas veces soy una amiga de mierda, pero supongo que eso es parte de mi encanto… ;p (qué morro tengo!).

¿Nos vemos esta tarde y nos echamos unas risas épicas de todo lo que se mueva por aquí por Mordor City? A estas alturas ya debo de estar superculturizada y mega pintxeada (la Fuerza mediante, claro…).

“Sister Golden Hair” by America


Well I tried to make it Sunday, but I got so damn depressed
That I set my sights on Monday and I got myself undressed
I ain’t ready for the altar but I do agree there’s times
When a woman sure can be a friend of mine

Well, I keep on thinkin’ ‘bout you, Sister Golden Hair surprise
And I just can’t live without you; can’t you see it in my eyes?
I been one poor correspondent, and I been too, too hard to find
But it doesn’t mean you ain’t been on my mind

Will you meet me in the middle, will you meet me in the air?
Will you love me just a little, just enough to show you care?
Well I tried to fake it, I don’t mind sayin’, I just can’t make it

Well, I keep on thinkin’ ‘bout you, Sister Golden Hair surprise
And I just can’t live without you; can’t you see it in my eyes?
Now I been one poor correspondent, and I been too, too hard to find
But it doesn’t mean you ain’t been on my mind

Will you meet me in the middle, will you meet me in the air?
Will you love me just a little, just enough to show you care?
Well I tried to fake it, I don’t mind sayin’, I just can’t make it

Doo wop doo wop …

Dedicatoria de los viernes (Ups!): “I Can’t Hear You” (The Dead Weather)

Sí-sí, ya sé que hoy es sábado, pero ayer se me fue el santo al cielo y bueno (jo, nunca mejor dicho…). El caso es que os quería dedicar esta canción a todos los que leáis esto, que seréis pocos porque está todo el mundo de vacaciones y es cosa bien sabida que la gente sólo pierde el tiempo por Internet en días laborables…

Que este pedazo de interpretación de esta tropa [la vocalista Alison Mosshart (The Kills), el guitarrista Dean Fertita (Queens of the Stone Age), el bajista Jack Lawrence (The Raconteurs y The Greenhornes) y el guitarrista y vocalista Jack White (The White Stripes y The Raconteurs)] os haga sentiros sexys 2nite!

Si os suena el tema y no sabéis de qué, quizá hayáis visto “Crazy Stupid Love”… Menuda secuencia!

I can’t hear you (The Dead Weather)

I can’t hear you
You’re talking to yourself
And what you’re used to
It don’t work on no one else

I’m gonna teach you
And keep you for myself
I’m gonna take you by the hand
I’m gonna walk you to my house
So I can hear you

Look up and say so
Naive, be so naive
You’re stashing money
There are rubies up your sleeve

I’m gonna teach you
You’re never gonna leave
I’m gonna make you understand
There’s nobody you can trust but me

I’m can’t hear you
You’re talking to yourself
Now what you’re used to
Don’t work on no one else
I’m gonna teach you

Then keep you for myself
I’m gonna take you by the hand
I’m gonna walk you to my house
I wanna hear you

I can’t hear you
You’re talking to yourself
Oh what you’re used to
Don’t work on no one else
I wanna teach you

Then keep you for myself
I’m gonna take you by the hand
I’m gonna walk you to my house
So I can hear you

I wanna hear you
I wanna hear you
I wanna hear you

Dedicatoria de los viernes: “Tears in Heaven”

Me temo que la de hoy no es una dedicatoria alegre: Hace unos días recibí una de esas llamadas que te paran el corazón en la que se me informó, aunque me resultara imposible de creer, de que una persona que conocí ya no está más en esta vida, en ocasiones, corta, extraña y cruel.

Aunque no puedo decir que fuese ya una amiga, Natalia era una colaboradora con la que me unía mucha simpatía y complicidad. De todas las personas ajenas a mi oficina de las que he conocido en los últimos meses, y os aseguro que han sido muchas, era con la que más había entrado en el terreno personal: a menudo nuestras conversaciones de trabajo terminaban convertidas en charlas terapéuticas de despotrique divertidísimas.

Si todo hubiera seguido su cauce normal, hoy habríamos comido juntas. Así lo habíamos planeado. Lo que no entraba en nuestros planes es que el pasado sábado un coche conducido por un octogenario acabaría impactando contra una joven pareja de moteros treintañeros y acabaría con sus ilusiones y sus planes de futuro. Una de esas injusticias inexplicables con las que tenemos que convivir y que, durante unos días, te hacen replantearte la forma en que sobrellevamos el día a día.

Teniendo en cuenta la sorprendente fugacidad de la vida, sólo os puedo desear que la viváis intensamente, sin rencores y con alegría. Porque cada minuto cuenta.

A Natalia: Nena, donde quiera que estés, seguro que le estás alegrando “la vida” a alguien. Espero que se lo merezca como tú.

Hasta siempre.