Stockholm (Rodrigo Sorogoyen, 2013)

Hay películas huidizas, como algunas personas, y aunque las persigas, parecen empeñadas en no dejarse ver.  Pero descuida, que los contumaces con tendencia al chapoteo en lodazales turbios, siempre acaban encontrando el camino…

AVISO: A pesar de que no hay spoilers, el mero hecho de hablar sobre “Stockholm” puede variar la experiencia del futuro espectador. Me parece un título imprescindible y espero que nadie se la pierda, pero recomiendo encarecidamente ver la película sabiendo lo menos posible sobre ella y sin haber visto ni el trailer.

Leer más de esta entrada