Ranking “No te tocaría ni con un puntero láser”

Mira, podía elegir entre comentar otra serie inglesa (buenísima, eso sí, de momento os vais a quedar con las ganas de conocerla ;p), currarme otra playlist melancólica y mítico-vital o vomitar otra de mis paranoias pseudoliterarias. Pero me da todo tanta pereza que ni me molesto. Hoy vamos a probar algo nuevo (bueno, nuevo porque yo no lo he hecho nunca, que no voy yo de pionera precisamente…)

Aquí os presento una lista de señores supuestamente estupendos pero que a mi (y seguramente a much@s de vosotr@s) me dan un asquito tremendo por unas razones u otras que intentaré explicar pero sin matarme, que el tema no es precisamente sesudo hoy…

Espero no herir vuestra sensibilidad y ofender a vuestro buen gusto. Os recuerdo que desde aquí ejerzo mi libertad de expresión y que el hecho de que a mí no me guste algo/alguien no significa que sea necesariamente una fucking shit. Pero si de todas formas después de leer esto necesitáis ofenderme profundamente, sólo os pido que al menos lo hagáis con gracia, que aunque no lo parezca estoy muy sensible.

Gracias.

Daniel Craig


Más frío que el hielo

Sí, ya sé que este va a levantar ampollas… Pero es que a mí esos ojos gélidos me dan escalofríos y esos músculos me parecen de lo mas recauchutado.

Como alternativa saludable propongo a Vin Diesel, que también está to ciclao pero que me parece que tiene una mirada cálida y humana (vamos, no digáis que en sus pelis no os parece super humano… ;p).

Adrien Brody


El hermano lelo de Rossy de Palma

Pero ¿qué invento es esto? Bueno, las cosas claras: hay tíos feos y tíos feos de cojones. Adivinad a qué categoría pertenece este sieso…

Pero claro, llegan los cracks del Márketing y nos venden el rollo del feo-atractivo y ale, todas a babear (aunque la que más picó el anzuelo fue la Pataky, la pobre, que se tiró unos añitos desayunándose con tamaño engendro).

¿Y como actor? Pues siempre tiene la misma cara: la de un cayo Malayo.

Leonardo di Caprio


Un agostao

Conste que como intérprete cada vez me gusta más. Me parece que con su trabajo ha conseguido muy brillantemente pasar de niño prodigio a gran actor y que tiene mucho olfato para escoger los proyectos en los que se involucra.

Ahora bien, como hombre, tengo la sensación de que se ha agostao y que se está haciendo viejuno sin haber llegado a madurar. Algo parecido a lo que le ocurre a Michael J. Fox o Jason Bateman.

Yo también tengo cuerpo de Góngora últimamente…


Hugo Silva


Chulete piscinas

Este es que ya me toca la moral porque encima el tío, con esa pinta de chulo piscinas que gasta, tiene el morramen de colarse en mis sueños eróticos. No sé a quién tengo que reclamar por el error de casting, porque a este tío juro que no lo he puesto yo en mi subconsciente. Que a lo mejor lo traía configurado ya de serie, vale, pero que no, que a mí el me gusta de verdad es el Duque, que es mucho más fino, donde va a parar…

Tom Cruise


El Sr. de la Cienciología

Reconozco que de pequeña me gustaba este muchacho eterno que un día se llamó Thomas Cruise Mapother IV (¿os lo podéis creer?), pero ahora estoy cada vez más convencida de que el tío es un extraterrestre (o por lo menos no tengo muy claro si es animal, vegetal o mineral).

Si además de sus rarezas (y reacciones espasmódicas de puro sobreactuadas) y de alimentarse de placentas, tenemos en cuenta que el Sr. de la Cienciología ha estado dentro (supuestamente, yo tendría que haberlo visto para creerlo) de otras replicantes como la Kidman (que hace tiempo que no es ella sino que es una sosias procedente de una vaina) o mi gran amiga Pe (ale, esparciendo la semilla del pedante de Bardem), pues es que ya no hay por donde cogerlo.

Ah, y me olvidaba de decir lo evidente: que Mapother IV cada día es más plasta como actor. Una joyita.